sábado, 19 de septiembre de 2009

30 pequeñas grandes joyas del cine: 24-22


24 - It´s a free world (En un mundo libre)


Mi película favorita del gran Ken Loach. No se si a mi afectó de un modo más cercano ya que tanto en Irlanda como en Reino Unido he vivido con polacos y me contaban lo mismo que ocurría en esta película, que el miedo y el riesgo que les suponía venir a trabajar aquí dejando a la familia, a la pareja, a los amigos, para venir a trabajar a un país donde era bastante despreciados y en muchos casos estafados. La historia de siempre de la vida del emigrante. Sin duda alguna, es con esta película con la que Loach, sin dejar al lado su ideología, consigue transmitir un mensaje mucho más universal y abierto, condenando el trato que reciben muchos inmigrantes en busca de trabajos temporales.


23 - Brokeback Mountain (Brokeback Mountain)

¿Recordáis la cara de Jack Nickolson leyendo "Crash" en vez de "Brokeback Mountain"? Esa misma cara puse yo, ya que la que fue, unanimamente, la mejor película del 2005, veía como el oscar le era robado injustamente por una película... buena, pero que hasta unos días antes nadie nada como ganadora. La bella y trágica historia de dos vaqueros que se enamoran y han de vivir un amor, sino prohibido, peligroso y mal visto, con breves encuentros durante más 20 años. Es esta, junto al papel del Joker, la mejor actuación de Heath Ledger en toda su carrera. La nominación al Oscar lo dejó latente.

22 - We Own the Night (La noche es nuestra)

La última gran película del ya retirado Joaquin Phoenix y sin duda alguna una de sus mejores actuaciones. En la que es sin duda alguna el mejor trabajo hasta la fecha de James Gray, "We own the night" cuenta con gran realismo e intensidad la historia de dos hermanos que han tomado distintos caminos en la vida y ahora han de juntarse para poder sobrevivir a las presiones y ataques de un grupo de mafiosos rusos. Junto a Phoenix nos encontramos a un potable Mark Wahlberg, que casi repite su papel de The Departed, aunque sin tanto carisma; al veterano y siempre excelente Robert Duvall; y a una de las sex-simbol favoritas de Hollywood, Eva Mendes, en uno papel que permite le permite lucir más talento que belleza, y que sin duda desaprovecha...